3/19/2008

EL LECTOR POR HORAS, JOSÉ SANCHIS SINISTERRA



MARÍA RENÉE BATLLE

ARGUMENTO

Celso, personaje de gran poder económico, contrata a Ismael, un intelectual que atraviesa por un difícil momento económico, para que le sirva de lector por horas a su hija Lorena, quien ha quedado ciega por un accidente. Celso le exige que le lea de una manera impersonal, que no dé sus puntas de vista y que sea ajeno a los comentarios. A pesar de ello, Lorena e Ismael van conociéndose a través de tanta hora de lectura en común y van haciéndose confidencias y confesiones.

Se desarrolla un juego de relaciones entre los personajes. El final es abierto y deja margen a la interpretación del lector.

COMENTARIOS PERSONALES

Una obra muy fluída, y compleja. El autor se vale de algunos escritos de la literatura mundial para exponer el tema de su obra. Es interesante cómo la palabra es el mundo de la obra. Su interpretación, su temática, su fuerza, los tonos, los silencios, la inflexión. A pesar de que Ismael es contratado para no traslucir emociones, no puede sustraerse a tal mandato. Las obras escogidas por el autor para dar mayor realce a la obra, son particularmente geniales. Obras de la literatura mundial aclamadas y leídas por su gran aporte estético. Son pues las palabras las que construyen y reconstruyen un mundo.

Los personajes también son bastante complejos. Son tres: Lorena, Celso –su padre- e Ismael el “lector” maestro.

Lorena es una mujer sensible y mucho más, a las variaciones en la forma en que Ismael le lee y le cuenta. Ella va dejando que su imaginación le forme un cuadro de la vida de su maestro. El lector va metiéndose en su psique de una manera insinuosa, donde va retratando la vida de Ismael. E Ismael se da cuenta de que ella tiene un oído especial para escuchar cualquier inflexión y darse cuenta de algún cambio.

Cada obra tiene su propio mundo y su propia historia. A través de ellas se va tejiendo la historia de los tres personajes.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La tónica de esta obra es la ambiguedad,todo queda a la inerpretación del lector o expectador quien debe completar la obra.
Luceta

jordicine dijo...

Voy pasando por aquí y me pongo al día. Describes las obras muy bien... casi que es como verlas. Un beso. Hasta pronto.